lunes 14 de septiembre 2020


Para muchos de nosotros la experiencia vivida durante y luego del Huracán María sigue latente en nuestras mentes.  Y aunque desconozcamos la posibilidad de un azote similar en el futuro, sí hay algo que podemos hacer: estar preparados.

Cuando se tiene la responsabilidad de cuidar de un adulto mayor ya sea que viva con nosotros o viva en su casa hemos de incluirlos en nuestro plan de preparación familiar.  Es importante mantener la comunicación con ellos y repasar el plan a seguir en caso de un aviso de huracán, aún cuando vayan a estar con nosotros mientras pasa el fenómeno atmosférico.

Entre los consejos que sugerimos para mantener un plan adecuado podemos listar los siguientes:

  1. Procurar transmitir calma al adulto mayor allegando la información necesaria relacionada al evento.  El exceso de detalles puede causarle ansiedad innecesaria.
  2. Tenga presente si la zona donde vive el adulto mayor es propensa a inundaciones, pues será importante prevenir y evacuar el hogar antes de que comiencen las lluvias o vientos huracanados.
  3. Prepare su casa para protegerla de la lluvia y vientos, ya sea con tormenteras o paneles de madera, así como la revisión de desagües y alcantarillado.
  4. Almacene alimentos y meriendas que no requieran refrigeración o cocinarse para al menos 10 días por cada miembro de la familia. Tenga en cuenta las necesidades alimenticias del adulto de acuerdo a sus condiciones de salud, por ejemplo, si es diabético/a o padece de alta presión.
  5. Almacene 1 galón de agua para tomar por día por cada miembro de la casa.
  6. Tenga listo suficientes pañales y toallas mojadas para mantener al adulto mayor limpio por al menos 10 días.
  7. Tenga a la mano bastantes medicamentos para las condiciones de salud preexistentes del adulto mayor.  También es recomendable mantener un kit de primeros auxilios. Si el adulto mayor requiere insulina es importante tener un plan para conservarla en temperatura baja en caso de que el sistema eléctrico falle.
  8. Un asunto muy importante es determinar qué hacer si el adulto mayor requiere de un equipo para respirar o alimentarse en caso de que la electricidad faltara.  Si le es económicamente factible, se recomienda tener un generador eléctrico.
  9. Equípese con linternas, baterías y tenga a la mano un radio de baterías en caso de que las comunicaciones y electricidad fallen.
  10. Es recomendable mantener un fondo de dinero en efectivo en diferentes denominaciones.
  11. Guarde en un lugar seguro documentos importantes como identificaciones, tarjetas de plan médico, pólizas de seguro, escrituras y tarjetas de crédito.  
  12. Este año ante la pandemia del COVID-19 será importante que en caso de tener que dirigirse a un refugio, tenga suficientes mascarillas de tela o desechables, “hand sanitizer” con contenido de 60% o más de alcohol.

Recuerde que hay opciones para proteger a nuestra familia y adultos mayores antes del huracán, pero, es importante tener un plan con anticipación al evento.  De esta forma, podremos tener tranquilidad al saber que hicimos todo lo necesario para pasarla lo mejor posible. 


Otros Artículos